Blogger Template by Blogcrowds

.


La caridad del destino
N€nf@

Una bendición y un  buenos días…Balbuceante, ineludible
en ese domingo de invierno matinales, misa y campanadas
un anciana me mira desde los fríos escalones de la iglesia
y con sus ademanes y mirada me recordó… Añejos caminos.

Llevaba  aun sobre sus hombros el níveo espectro de la helada
leve despojo eran los zapatos y  el abrigo que a su cuerpo cubría  
la enfermedad en sus pulmones la  hacían toser y convulsionarse
los dientes insuficiente que en su boca aun existían; “Tiritaban”

Alejada; Temerosa y somnolienta de personas que ni la miran
me entrevistó la anciana sutil sin queja, como gorjeo de ave
“Señora tengo hambre y frío”… me dijo con voz temblorosa,
y le tendí mi gabardina y mis brazos; Para llevármela conmigo.

Pasé mi mano sobre su hombro y tomé sus manos con cariño
latía su corazón contra mi cuerpo como  bálsamo misterioso,
impulsiva crueldad del egoísmo, fue para mi un gran desafió
ante  la falta de mi madre ;...Otra me obsequió el;...
"EL CARICATIVO DESTINO"

N€nf@
Reg_AGADU
81174_345
Uruguay

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal