Blogger Template by Blogcrowds

.






Desafío al destino
N€nf@

Descalza y con el miedo  pintado en sus hermosos pero tristes ojos comenzó a caminar sin rumbo para salvar su existencia.   Nació hace 5 años su nombre es Elena y ahora vive en la calle, prefería  vivir en la calle que vivir donde vivían los que decían ser su mamá y su papá. 
Su mamá era un ángel y había días que la mimaba y le daba abrazos y besos, y  otros que le pegaba y gritaba tanto como papá
El que expresaba ser su papá era un alcohólico que se pasaba en la taberna, y al llegar a casa lo principal que hacia era agredirla, dejándole oscuras marcas en su cuerpo frágil que persistían días, apenas se recobraba de una tunda cuando ya surgía una segunda y más filigranas en el cuerpo y en el alma.   
Ese día decidió marcharse porque casi pierde la vida, papá y mamá habían tenido una disputa y él le pidió perdón y prometió no volverlo a hacer, para expresarle lo dolido que estaba la invitó a salir, dejaron a Elena sola  recluida en la casa de una habitación sin más juguetes que los escasos muebles, en esa habitación de lata y madera, donde el calor era desmedido, sin nada para beber o comer comenzó a deshidratarse y peder la noción del tiempo.   .  
Cuando llegaron sus padres “dos días más tarde” se presentaron alcoholizados y al verla desmayada los dos comenzaron a pegarle hasta dejarla  inconsciente y mal herida. 
Su mamá despertó luego de dormir varias horas y encontró a Elena moribunda, por miedo la llevó al hospital donde estuvo semanas recuperándose, ellos jamás fueron a verla.
Al enterarse por los doctores que tenían que hablar con las autoridades para que se la llevaran a un orfanatorio, sin saber qué representaba eso, decidió escaparse. . .Huyó del hospital sin ver para atrás.
Gracias al natural instinto de sobrevivencia; Localizó bajo de los puentes y cornisas otros niños en su misma situación, y la adversidad e infortunio de coexistir de ese modo los hizo unirse para resistir las penas del alma.
Aprendió a ser una sombra, invisible para todos los seres que vivían mejor vestidos, y que a veces le tiraban monedas por compasión, existía mejor así que con sus padres.
Sus amigos han cambiado, pero que no se metan con ella porque entonces saca al demonio que lleva dentro, alucinada por sus infortunios  sus adversidades, y sus anhelos y ambiciones de disfrutar una vida normal.
Asimiló el no pensar, y a viajar por medio del “pegamento y el alcohol” para no sentir el dolor, éstos se podían comprar en cualquier lugar fácil y fácil y económicamente.
Y con los ojos rojos,  su discernimiento en otro universo, haraposa y maloliente, como sus compañeros de desgracia, descalza, con hambre, sin destino, o rumbo final, sigue  en esos rincones de la calle, “ajena del mundo y el mundo ajeno a ella”

N€nf@
Reg_AGADU
81174_345
Uruguay

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal